¿Por qué la defensa personal para niños es importante en sus vidas?

Actualizado: 30 de oct de 2020

Generalmente se puede pensar que un niño es inocente, y que los padres siempre estarán para protegerlo por lo que “no necesitan” aprender una disciplina de Defensa Personal.


Si meditamos un poco más, los niños pueden llegar a ser muy indefensos por ser sobre protegidos, y que los tutores no están las 24 horas los siete días a la semana con ellos. Un caso muy común es cuando un hijo (a) llega con moretones, rasguños o cara triste cuando regresa de la escuela. Como padres le preguntamos qué fue lo que sucedió; puede ser que no obtengamos respuesta a la primera ni a la segunda vez. Entonces, es cuando poco a poco vamos dando ideas de que si alguien lo (a) maltrató, debe de decirle de inmediato al maestro más cercano. Una respuesta razonable, ¿pero es la que satisface más al indefenso?... ¿Qué es lo que pasa (usualmente) al día siguiente? Llega el hijo (a) con un nuevo golpe, y por fin dice quién de sus compañeros fue su agresor… ¡Diablos!


Agrego que no es nada más un golpe nuevo. También es pérdida de autoconfianza y estima; hay niños que sienten humillación y mucho dolor interno; pierden amistades y sentido de socializar. Luego, uno se puede preguntar por qué los maestros de la escuela no hicieron algo al respecto (aunque estos aseguren haber tomado cartas en el asunto), sin embargo, olvidamos que los maestros no son omnipresentes por más que quieran e intenten hacer lo mejor que puedan su rol.


De hecho, aúno que el niño no puede esperar más de un segundo a que alguien lo rescate de una agresión o situación de peligro. Así es. Solo depende de sí mismo en ese segundo, ese pequeño instante. Pero ¿qué puede hacer el niño en ese “tiempo significativo” si no tiene los conocimientos necesarios para evitar una mala situación? De lo que sí podríamos estar seguros es que nadie es tan rápido para llegar a ayudarlo; esto último es en la mayoría de los casos.


He aquí el por qué es importante que un niño aprenda y practique Defensa Personal: porque nombre lo dice, para Defender su Persona en cuanto el sentido físico y mental. Ayuda a tener noción de las situaciones de agresión y riesgo, para medir y tomar decisiones prudentes que cuiden su cuerpo y el del prójimo en poco tiempo. Además, le da herramientas como disciplina, valores, sentido de integración social, implementación de metas, autoestima, desarrollo de condición física, incluso tener un pasa tiempo que lo ayudan a desarrollarse y desenvolverse como persona y mucho más en sentido positivo.


Es verdad que con una o dos veces de práctica no se obtendrán los resultados esperados. Es por lo que se implementa la perseverancia y esfuerzo, obviamente la disciplina, y enseñar a ponerse metas. Bien escuché una vez: “como entreno y practico, obtengo mi resultado”. Quiero agregar que uno como padre tiene un papel importante para que el hijo (a) llegue a estos logros, es la motivación y guía. Lo podemos ver que es una responsabilidad como tutores mostrar esos caminos para que no se sientan indefensos en un mundo tan grande y lleno de personas.


Bueno, ¿y qué pasa con los niños que abusan de otros? Resulta que las anteriores respuestas también responden a esta pregunta. Con la práctica de la Defensa Personal se inculca a no hacer mal uso de los conocimientos aprendidos y de las habilidades obtenidas; enseña a cuidar de los demás, contribuir con la sociedad con buena moral, a controlar la ira y energía mal direccionada; da orientación para resolver problemas y sentido de empatía con todos los de su entorno.


Por lo que, la Defensa Personal, no se trata nada más de aprender a esquivar golpes y patadas ni sólo saber una que otra técnica para defenderse de ser necesario. Enseña un camino, que se puede adoptar como estilo de vida, para estar en tranquilidad con uno y hacia la sociedad. Y esto se puede ir inculcando a cualquier edad, pero ¡qué mejor cuando se es niño!


15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo